domingo, 17 de febrero de 2013

Ciudades perdidas: Seleucia, Grecia en Mesopotamia




La ciudad perdida de hoy es poco conocida pero en su momento fue una de las mayores del mundo.


Seleucia del Tigris la fundo como capital del Imperio Seleúcida, fundado por Seleuco, general de Alejandro Magno y durante casi 500 años fue una de las ciudades más grandes y esplendorosas del mundo.

Caída del Imperio de Alejandro



Alejandro Magno realizo una de las mayores gestas de la historia.

En apenas 10 años conquisto el inmenso imperio Persa y se convirtió en el hombre más poderoso del mundo.

 Pero Alejandro murió en el 323 a.c. con solo 33 años dejando una serie de herederos débiles   y un grupo de generales demasiado fuertes y capaces.

Todos estos generales empezaron la lucha por hacerse con el inmenso imperio.

Tolomeo desde Egipto, Lisimaco en Tracia, Antigono en Asia Menor, Seleuco en Babilonia…

Cada uno desde su base intento hacerse con el poder supremo, y ninguno de manera tan virulenta como Antigono.



Finalmente en la batalla de Ipsos, Antigono fue derrotado y quedo claro que ninguno se podría hacer con el poder, así que los diferentes generales se contentaron con su pedazo del imperio de Alejandro.

Fundación de Seleucia



Seleuco logro hacerse con un imperio que abarcaba desde Siria hasta la India y decidió fundar una nueva capital.

Seleucia fue fundada en el 305 a.c. a orillas del Tigris.

A pesar de fundarse como capital del imperio, a los pocos años Seleuco decidió fundar una nueva capital, mucho más al occidente, en Siria, la ciudad de Antioquia, que se convirtió en la residencia habitual de la corte.

Esto no impidió que Seleucia creciera y prosperara de forma exponencial hasta convertirse en posiblemente la mayor ciudad del mundo.

Esplendor de Seleucia



La ciudad se desarrollo rápidamente.

A pesar de estar situada en el corazón de Mesopotamia, era una ciudad totalmente griega en su carácter, no así en su población.

Tras su fundación la ciudad se lleno de griegos, macedonios, sirios y judíos.

Pero si hubo algo que llegó en masa fueron los babilonios.

Babilonia fue la mayor ciudad de Mesopotamia durante un milenio, pero tras su conquista por los persas la ciudad vegeto durante dos siglos.

Parecía que iba a resucitar con la llegada de Alejandro, pero la fundación de Seleucia cerca de ella fue la puntilla a esta gran urbe, a medida que Seleucia crecía, Babilonia bajaba hasta que desapareció.

La ciudad estaba situada en donde el Tigris confluía en el Gran Canal que lo unía al Éufrates, lo que le hacía ser un centro comercial de primer orden, no solo por controlar el tráfico de estos ríos si no por el trafico entre oriente y occidente.

La ciudad se diseño de forma racional con planta ortogonal, similar a Alejandría, rodeada de unas grandes murallas.

Aunque la ciudad perdió gran parte de su peso político a favor de Antioquia, siguió siendo la capital oriental.
Contaba con un senado de 300 hombres que eran los gobernantes de hecho de la urbe.

En el siglo II a.c. Seleucia llego al apogeo de su poder con 600.000 habitantes, siendo seguramente la mayor ciudad griega del mundo, superando posiblemente a Alejandría. 

Los partos



El Imperio Seleucida nunca fue estable, sobretodo en sus áreas orientales.

Tras la muerte de Antíoco II, toda el área oriental del imperio cayó bajo el poder de los partos pueblo situado al sur del mar Caspio.

Los partos no dejaron de presionar al Imperio Seleucida en descomposición, hasta que en el 141 a.c. Mitridates I tomo Seleucia y la convirtió en la capital occidental de su imperio.

Seleucia se integro sin problemas en el imperio parto, ya que aunque estos eran iranios, sus clases dirigentes estaban muy helenizadas.

No obstante los partos decidieron construir una nueva capital, inmediatamente al otro lado del Tigris, llamada Ctesifonte.

A pesar de la creación de esta nueva ciudad, no significo ningún problema para Seleucia. Ambas ciudades funcionaron como una ciudad dual, siendo Seleucia de carácter griego y Ctesifonte mucho más irania.
El conjunto que ambas formaban superaba el millón de habitantes.

La destrucción



En occidente había surgido una nueva superpotencia, Roma.

Las relaciones entre los partos y los romanos fue en un principio estable, pero en el año 53 a.c. el general romano Craso, ataco a los partos solo por ambición personal.

Aunque fue derrotado y se firmo una paz inicio un conflicto en la zona que se alargaría por casi siete siglos.

La mayor envestida de los romanos se produjo en el 116 bajo el emperador Trajano. Fue tan fuerte que toda Mesopotamia cayó en poder de los romanos incluidas Seleucia y Ctesifonte.

Seleucia fue incendiada, pero sobrevivió, y el sucesor de Trajano se la cedió a los partos.

La ciudad fue reconstruida, pero en reinado de Marco Aurelio se inicio a una nueva guerra y en el 165 fue tomada saqueada y completamente destruida por los romanos.

Desaparición



Tras el saqueo la ciudad fue decayendo.

Aun en el s.V tuvo un último momento de gloria como centro cristiano de Mesopotamia, pero las duras persecuciones llevadas a cabo por los gobernantes sasánidas aun la hicieron debilitarse más.

Finalmente un cambio en el curso del Tigris supuso la puntilla a la otrora gloriosa urbe que fue tragada por las arenas del desierto y cayó en el olvido.

Descubrimiento



La ciudad fue descubierta en 1921 por casualidad, ya que los arqueólogos buscaban los restos de una ciudad babilónica.

En las excavaciones descubrieron parte de la muralla parta, así como una gran cantidad de sellos de cuño griego.

No obstante se encontraron gran cantidad de restos que evidenciaban la mezcla de lo griego y mesopotámico en la ciudad.

Si quieres conocer otras ciudades perdidas, no te pierdas la lista

Lista de ciudades perdidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...